Cuando la magia de la radio acercaba el campo a los hogares de la ciudad

“Chispazos de tradición” fue un programa de radio creado por el español Juan Andrés González Pulido (1878-1936) que se difundió entre 1931 y 1936 por Radio Nacional y luego por Radio Belgrano.

El radioteatro de “Chispazos de Tradición” fue un verdadero acontecimiento, los aparatos de radio se vendían como pan caliente y eran frecuentes las reuniones para escuchar e imaginar (aspecto maravilloso que tenía la radio por esa época) a personajes y situaciones generadas por la trama de la obra.

Los costos de las economías regionales subieron un 73%, mientras que los precios sólo 47%

Precisamente, como estamos en la década del 30, y a fin de lograr los sonidos del ambiente campero que requería la obra, la producción debía utilizar el ingenio, por ejemplo para simular una lluvia soltaban semillas de porotos o garbanzos sobre un cartón, para representar un disparo de revólver dejaban caer un pesado libro, el galope de un caballo se imitaba golpeando las palmas en los muslos y según el ritmo dado podía interpretarse como galope o carrera, y los sonidos onomatopéyicos de los animales (relinchos, mugidos, maullidos, ladridos, gruñidos, etc.) eran representados por un imitador.

“Chispazos de tradición” en la novela gaucha estaba formada por varias obras que a su vez se dividían en distintos capítulos o episodios. Algunas obras fueron: El matrero de la luz, La estancia de Don Segundo, Las nazarenas del desengaño, El puñal de los centauros, y Por la señal de la cruz.

El elenco contaba con los guitarreros Ciaccio y Vila, que con el coro interpretaban el estilo “Penas al viento”, el pericón “Chispazos de gloria”, el vals “Los últimos gauchos”, la zamba “Los ojos de mi cuyana”, el tango “Chispazos de Tradición” además de rancheras y vidalas.

El éxito fue llevado por la editorial de los Hermanos Briozzo, a una revista que publicaba los capítulos de manera semanal.

Algunos actores que interpretaron personajes de las obras de González Pulido fueron:

Domingo Sapelli (1895-1961) Primer actor de González Pulido, en el cine actuó, entre otras películas, en: “El linyera”, “El alma del Bandoneón”, “Monte criollo” “Santos Vega”, “Juan Moreira”, “Pampa bárbara”, “Sombras en la frontera” y “El último perro”.

Domingo Conte (1908-1998) interpretó al Matrero en la obra “El matrero de la luz”. Relata el propio Conte en un reportaje de la Revista Radiolandia del 28 de enero de 1936 lo siguiente: “Una vez pasados tres meses de la iniciación de la novela, el traidor de la misma, llamado en la obra “El Puma”, debía quemarme los ojos. La noche en que eso se propaló ocurrió algo extraordinario, que dice a las claras cuánto arraigo llegó a tener “Chispazos de Tradición” en el alma popular. Frente a la puerta de Radio Belgrano se habían reunido como doscientas personas, que, al enterarse del episodio, acudieron con lágrimas en los ojos a consolarlo al matrero en su desgracia. Cuando salió Grana, que encarnaba al traidor, lo recibieron con improperios. No pude salir aquella noche de la estación antes de las diez”. En 1935 actuó en “Bajo la Santa Federación”, dirigida por Tinayre. Allí canta “El vendedor de calandrias”, luego actúa en la película “Pampa y Cielo”.

Mario Amaya (1898-1990) fue un actor salteño que interpretó al entrañable personaje “Churrinche”, ya en 1927 estaba en radio Nacional de Estación Flores colaborando en “La hora de La Pampa”, luego con Herrera integró un dúo para cantar temas del norte, después del éxito de Chispazos, estuvo en la obra “El hijo del Odio” de Ortega Sanz, novela verídica ocurrida en una estancia de La Pampa, puesta en el aire por Radio del Pueblo.

Oscar Ugarte (1912-1990) representó a Juan Manuel, cantor, trabajó muchos años en Radio El Mundo.

Balbina (Tita) Galatro (1914-1988), interpretó a Almabruja en “El matrero de la luz”, fue cantante, debutó en radio Splendid, “Tita Galatro asoma como estrella en la canción criolla” fue el título de una nota de Caras y Caretas en 1934.

Raquel Notar representó a Tijereta y su hijo Antuco Telesca a Piquillín. Notar fue una pionera como cantante de tango. Además, Lita Guzmán actuó de Jacinta, Carmen de Flores en el papel de Rosaura, y Celsa Doré como Cachirla.



Fuente: https://www.lanacion.com.ar/economia/campo/cuando-la-magia-de-la-radio-acercaba-el-campo-a-los-hogares-de-la-ciudad-nid15012022/

Comentarios

Comentar artículo